Siempre en mi corazón

Siempre en el corazón,
entre mis manos,
siempre en la plenitud
de la impaciencia,

siempre donde hay dolor,
en el pecado
del juego de la noche
en sombra eterna.

Siempre en la soledad,
en mi destino,
siempre en la exactitud
de la belleza,

siempre en la oscuridad
de los caminos
del chorro de la herida
en sombra eterna.

Siempre en la libertad,
en el mañana,
siempre en la catedral
de mi tristeza,

siempre donde no hay paz,
en la estampida
del miedo encadenado
en sombra eterna.

Gustavo Adolfo Medina, La Canción Que Nunca Diré

Anuncios

Un pensamiento en “Siempre en mi corazón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s