Nada me ocupa más que tu silencio

Nada me ocupa más que tu silencio
porque el silencio tuyo me conmueve
y me mantiene viva la pregunta
que formulé para que tú la obviarás,

absorta como estabas en el daño
que tu silencio causa en la imprudencia
de preguntar cuando la herida duele,
y duele más si tu silencio habla

porque el dolor sin ruido me conmueve,
y si es en tu silencio aún más,
me abrasa.

Nada me ocupa más que tu silencio
porque en silencio acusas mientras callas,
jugando con el rostro de las sombras
que en tu silencio encuentran su semblanza

de noche que se rompe con la noche
mientras tu boca duerme y tus ojos captan
el duelo conmovido de mi miedo
a tu silencio inmóvil de nevada,

porque el dolor sin ruido me consume,
y si es en tu silencio aún más,
me mata.

La Canción Que Nunca Diré, Gustavo Adolfo Medina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s